sobre mí _

 

Mi nombre es Marta, soy diseñadora gráfica, asturiana y scout. Desde 1992, crecí como persona observadora, amante de la costa y la montaña, afín a mis ideas y convencida de la libertad de expresión. Éste fue uno de los motivos por los que decidí ser diseñadora gráfica: para tratar de expresar ideas abstractas, darles forma y comunicarlas al mundo. Creo firmemente que la comunicación visual y el diseño son un camino hacia el entendimiento entre seres humanos, entre problemas y soluciones; cargado de futuro.

Me gustan las cosas sencillas, sin rimbombancias innecesarias que sólo venden humo. Me gusta la gente directa a la par que sensible; la que ríe y llora al mismo tiempo. Me gusta ensuciarme las manos, pintar con los dedos y que mis resultados estén impolutos. No soy de blanco ni de negro, sino de una gran escala de grises. Creo en la solidaridad, en los puentes entre las personas, en la libertad de fronteras; en la unión.

“El arte es como la masturbación. Es egoísta, introvertido y para ti solo. El diseño es como el sexo. Hay alguien más involucrado, sus necesidades son tan importantes como las tuyas y, si todo va bien, ambas partes están contentas al final”.

Colin Wright